Argentina - Uruguay - Paraguay, AP

Javier Rojas, S.J. - Director Nacional

Dirección: HIPÓLITO YIRIGOYEN 2005, C1081ACA BUENOS AIRES
Email: secretarioregional@apostor.org.ar
Web: http://www.apostor.org.ar/

Argentina, MEJ

Javier Rojas, S.J. – Director Nacional

Dirección:HIPÓLITO YIRIGOYEN 2005, C1081ACA BUENOS AIRES
Email: secretarioregional@apostor.org.ar
Web: http://www.apostor.org.ar/

Facebook Argentina, AP:

En nuestra vida también ocurre que tras los momentos de consuelo o de tristeza cuando toda ebullición u oleaje caen, sólo queda Jesús que es quien está en el corazón de toda realidad habitándola.
Síguenos en goo.gl/LTQKaA
... See MoreSee Less

 

Comment on Facebook

Gloria a ti Señor Jesús

Amen

Día 25

Sólo Jesús.

Con Jesús por la mañana. “De pronto miraron a su alrededor y no vieron más que a Jesús solo con ellos” (Mc 9,8). Tras que ese momento de unificación y de anticipo de la Pascua que significó la transfiguración hubo desaparecido, quedó sólo Jesús. En nuestra vida también ocurre que tras los momentos de consuelo o de tristeza cuando toda ebullición u oleaje caen, sólo queda Jesús que es quien está en el corazón de toda realidad habitándola. Mira más allá de las apariencias y descubre a Dios en tu día ¿Dónde lo descubres? Ofrece lo de hoy por la intención del mes.

Con Jesús por la tarde. ¿Cómo amas? Sólo Dios ama de manera absoluta y con un amor puro e incondicional. Todos los demás amores, por bien intencionados que sean, son limitados y están teñidos por las necesidades insatisfechas y los traumas no resueltos. El amor que busca el bien de los demás respeta los límites de la alteridad y deja que cada persona sea quien está llamada a ser. ¿Cómo amas? Reconoce los momentos en los que exiges un amor a “tu medida” y tratas a los demás como una extensión de tu persona. Apunta lo que descubras.

Con Jesús por la noche. Cuidar los dones. Recógete. Toma consciencia de tu día y agradece los encuentros, las compañías, las palabras que te han hecho bien. Mira lo vivido y descubre en qué momento te has sentido libre en tus acciones y en armonía con tus hermanos. ¿Cómo podrías conservar y cultivar esas actitudes en adelante? Pídele a Dios su punto de vista y apunta un compromiso para cuidar la libertad en tus actitudes.
... See MoreSee Less

Día 25

Sólo Jesús.

Con Jesús por la mañana. “De pronto miraron a su alrededor y no vieron más que a Jesús solo con ellos” (Mc 9,8). Tras que ese momento de unificación y de anticipo de la Pascua que significó la transfiguración hubo desaparecido, quedó sólo Jesús. En nuestra vida también ocurre que tras los momentos de consuelo o de tristeza cuando toda ebullición u oleaje caen, sólo queda Jesús que es quien está en el corazón de toda realidad habitándola. Mira más allá de las apariencias y descubre a Dios en tu día ¿Dónde lo descubres? Ofrece lo de hoy por la intención del mes.

Con Jesús por la tarde. ¿Cómo amas? Sólo Dios ama de manera absoluta y con un amor puro e incondicional. Todos los demás amores, por bien intencionados que sean, son limitados y están teñidos por las necesidades insatisfechas y los traumas no resueltos. El amor que busca el bien de los demás respeta los límites de la alteridad y deja que cada persona sea quien está llamada a ser. ¿Cómo amas? Reconoce los momentos en los que exiges un amor a “tu medida” y tratas a los demás como una extensión de tu persona. Apunta lo que descubras.

Con Jesús por la noche. Cuidar los dones. Recógete. Toma consciencia de tu día y agradece los encuentros, las compañías, las palabras que te han hecho bien. Mira lo vivido y descubre en qué momento te has sentido libre en tus acciones y en armonía con tus hermanos. ¿Cómo podrías conservar y cultivar esas actitudes en adelante? Pídele a Dios su punto de vista y apunta un compromiso para cuidar la libertad en tus actitudes.

 

Comment on Facebook

Amén.

Jesús abre mis ojos y corazón

Amen

Amen

AMÉN

+ View previous comments

“El conocimiento es un proceso maravilloso si logramos escapar al afán de encasillar a los demás, de ponerles etiquetas o de definirlas por sus patologías, pecados o enfermedades” (Javier Rojas sj)
Síguenos en goo.gl/LTQKaA
... See MoreSee Less

Facebook Argentina, MEJ:

En nuestra vida también ocurre que tras los momentos de consuelo o de tristeza cuando toda ebullición u oleaje caen, sólo queda Jesús que es quien está en el corazón de toda realidad habitándola.
Síguenos en goo.gl/LTQKaA
... See MoreSee Less

Día 25

Sólo Jesús.

Con Jesús por la mañana. “De pronto miraron a su alrededor y no vieron más que a Jesús solo con ellos” (Mc 9,8). Tras que ese momento de unificación y de anticipo de la Pascua que significó la transfiguración hubo desaparecido, quedó sólo Jesús. En nuestra vida también ocurre que tras los momentos de consuelo o de tristeza cuando toda ebullición u oleaje caen, sólo queda Jesús que es quien está en el corazón de toda realidad habitándola. Mira más allá de las apariencias y descubre a Dios en tu día ¿Dónde lo descubres? Ofrece lo de hoy por la intención del mes.

Con Jesús por la tarde. ¿Cómo amas? Sólo Dios ama de manera absoluta y con un amor puro e incondicional. Todos los demás amores, por bien intencionados que sean, son limitados y están teñidos por las necesidades insatisfechas y los traumas no resueltos. El amor que busca el bien de los demás respeta los límites de la alteridad y deja que cada persona sea quien está llamada a ser. ¿Cómo amas? Reconoce los momentos en los que exiges un amor a “tu medida” y tratas a los demás como una extensión de tu persona. Apunta lo que descubras.

Con Jesús por la noche. Cuidar los dones. Recógete. Toma consciencia de tu día y agradece los encuentros, las compañías, las palabras que te han hecho bien. Mira lo vivido y descubre en qué momento te has sentido libre en tus acciones y en armonía con tus hermanos. ¿Cómo podrías conservar y cultivar esas actitudes en adelante? Pídele a Dios su punto de vista y apunta un compromiso para cuidar la libertad en tus actitudes.
... See MoreSee Less

Día 25

Sólo Jesús.

Con Jesús por la mañana. “De pronto miraron a su alrededor y no vieron más que a Jesús solo con ellos” (Mc 9,8). Tras que ese momento de unificación y de anticipo de la Pascua que significó la transfiguración hubo desaparecido, quedó sólo Jesús. En nuestra vida también ocurre que tras los momentos de consuelo o de tristeza cuando toda ebullición u oleaje caen, sólo queda Jesús que es quien está en el corazón de toda realidad habitándola. Mira más allá de las apariencias y descubre a Dios en tu día ¿Dónde lo descubres? Ofrece lo de hoy por la intención del mes.

Con Jesús por la tarde. ¿Cómo amas? Sólo Dios ama de manera absoluta y con un amor puro e incondicional. Todos los demás amores, por bien intencionados que sean, son limitados y están teñidos por las necesidades insatisfechas y los traumas no resueltos. El amor que busca el bien de los demás respeta los límites de la alteridad y deja que cada persona sea quien está llamada a ser. ¿Cómo amas? Reconoce los momentos en los que exiges un amor a “tu medida” y tratas a los demás como una extensión de tu persona. Apunta lo que descubras.

Con Jesús por la noche. Cuidar los dones. Recógete. Toma consciencia de tu día y agradece los encuentros, las compañías, las palabras que te han hecho bien. Mira lo vivido y descubre en qué momento te has sentido libre en tus acciones y en armonía con tus hermanos. ¿Cómo podrías conservar y cultivar esas actitudes en adelante? Pídele a Dios su punto de vista y apunta un compromiso para cuidar la libertad en tus actitudes.

“El conocimiento es un proceso maravilloso si logramos escapar al afán de encasillar a los demás, de ponerles etiquetas o de definirlas por sus patologías, pecados o enfermedades” (Javier Rojas sj)
Síguenos en goo.gl/LTQKaA
... See MoreSee Less