Queridos amigos,

Viernes 31 de agosto tuve una audiencia privada con el Papa Francisco. Hablamos de todo el proceso de recreación del Apostolado de la Oración como la Red Mundial de Oración del Papa. Le presenté los proyectos para esta tercera etapa de refundación en relación a las parroquias, grupos y comunidades. El Pape está feliz y agradecido por la recreación de este servicio eclesial ahora Obra Pontificia. Hablamos de la importancia de la oración para estos desafíos que enfrenta la humanidad y la misión de la Iglesia, apoyados en el Camino del corazón, una misión de compasión por el mundo. Sobre la importancia de la oración para la Iglesia, notó que teníamos que enseñar una oración profunda y sencilla, no gnóstica, intelectual, sino una oración del corazón. El hecho que nuestra propuesta se viva en relación con la espiritualidad del Corazón de Jesús le parece muy bien pues evita las trampas del gnosticismo e pelagianismo, centrándonos en una relación personal con Jesus, a su corazón. El camino del corazón nos abre a una misión de compasión por el mundo.

Sobre gnosticismo y pelagianismo el Papa había hablado de ello en el V Congreso de la Iglesia Italiana en 2015, lo que retoma la carta Carta Placuit Deo de la Congregación para la Doctrina de la fe.

Discurso del Papa 2015:

http://w2.vatican.va/content/francesco/es/speeches/2015/november/documents/papa-francesco_20151110_firenze-convegno-chiesa-italiana.html

Carta Placuit Deo

http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/documents/rc_con_cfaith_doc_20180222_placuit-deo_sp.html

Aseguré al Papa Francisco que toda nuestra Red de Oración del Papa (con el MEJ) está orando por él y por su misión, a través de sus intenciones de oración.

El Papa me pidió que pudiésemos orar por los migrantes en situaciones de esclavitud. Había hablado de ello en su viaje de regreso de Irlanda, el 26 de agosto 2018, tras haber visto videos sobre la situación horrible de los migrantes en manos de traficantes. Frente a esta barbarie que tenemos que denunciar, la oracion por estos hombres, mujeres y niños, que sufren tanto, es una manera de salir de la indiferencia y acercar nuestros corazones. Como Red Mundial de Oración del Papa llevémosles en la oracion. Preparemos una campana de oración especial.

Gracias por su generosidad y servicio en esta misión,

Frederic Fornos SJ