La modalidad más común

Cualquier persona o grupo parroquial o movimiento que reza por las intenciones de oración del Papa forma parte de esta Red. Todos los que quieran formar parte de esta Red Mundial están invitados el primer viernes de cada mes, Jornada mundial de oración por las intenciones del Papa, a unirse en la oración. De manera especial en torno a la Eucaristía, se hacen disponibles para vivir al estilo de Jesús, y unidos a su corazón se movilizan durante el mes por los grandes desafíos de la humanidad y de la misión de la Iglesia.

La modalidad más comprometida y mayor sentido de pertenencia

Fundamento – Seguir el “camino del corazón”, camino que nos transforma para ser apóstoles de la oración en la vida diaria. Son 9 pasos para vivir profundamente unidos al corazón de Jesús, al servicio de su misión, Este camino se propone a todos los que desean participar más activamente en la Red de Oración del Papa (a través de retiros, sesiones, charlas los nueve primeros viernes del mes, etc.) apoyándose en las claves por la misión que da cada mes a través sus intenciones de oración.

  • Compromiso personal – vivir los tres momentos de oración con Jesús. El fin es vivir en mayor intimidad personal con Jesús durante el día y con mayor conciencia de la dimensión apostólica que tiene mi vocación de bautizado. Los tres momentos de oración están marcados por el ofrecimiento de nuestra vida al comenzar la jornada, la oración por las intenciones de la Iglesia, la meditación de la Palabra de Dios, y la revisión de vida para ser dócil al Espíritu Santo. Lo esencial de esta segunda modalidad es encontrar los medios, caminos, modos de colaborar en la misión de la Iglesia expresados en las intenciones o desafíos de la humanidad que nos confía el Papa. [Cf. A]
  • Compromiso comunitario – Participar en una comunidad de la Red Mundial de Oración del Papa. Estas comunidades no solamente oran y viven una actitud de disponibilidad interior para la misión, sino que se movilizan, buscan la manera de vivir cada mes los desafíos de la humanidad y de la misión de la Iglesia expresados en estas intenciones. Además apoyan allí donde exista nuestra rama juvenil, el Movimiento Eucarístico Juvenil (MEJ), o la pastoral juvenil. Son comunidades comprometidas con el plan pastoral de cada diócesis, al servicio de la misión de la Iglesia local. [Cf. A]

¿Qué significa que estas comunidades buscan la manera de vivir cada mes los desafíos de la humanidad y de la misión de la Iglesia como claves para la misión? Llevan de manera más concreta el servicio de la misión. Por ejemplo cuando la Iglesia invita a rezar y a movilizarse por el trabajo de los jóvenes: ¿Hay alguna asociación en nuestro barrio, ciudad, que se ocupa de los jóvenes en búsqueda de trabajo? ¿Cómo podemos informar sobre su acción, contactarla para que sepa que el Papa y la Iglesia este mes rezan por ellos, que su misión es importante para todos y que los agradecemos por lo que hacen por los jóvenes en búsqueda de trabajo? ¿Y en mi Parroquia como apoyamos nuestros catequistas, como los ayudamos en su vida espiritual, para que puedan vivir cada vez más esta coherencia entre lo que dicen y lo que viven? (Intención para la evangelización).

En varios países siguen existiendo grupos del Apostolado de la Oración, de estructura Diocesana, con sus prácticas espirituales y devocionales que hacen parte de la tradición del AO, ofreciendo también la jornada a Cristo, y rezando por las Intenciones del Papa. Hoy, en el espíritu de recreación y mayor compromiso eclesial, estos grupos son invitados e entrar en un dinamismo apostólico a nivel personal y comunitario, según las propuestas del Equipo Nacional de su país y con la ayuda de los respectivos Directores Diocesanos. [Cf. A]

Consagración como Apóstoles de la oración. Los que quieren ir más en profundidad, en un compromiso al servicio de la Red de Oración del Papa, se les invita a consagrar su vida al corazón de Jesús. Esto hace de ellos apóstoles al servicio de las comunidades de la Red, de la oficina nacional, y de la misión del a Iglesia, por lo tanto de la Iglesia local.